Argentina ganó la Copa Davis por primera vez en la historia

Por @AmalfiTenis / Desde Zagreb, Croacia

(L-R) Leonardo Mayer, Guido Pella, Federico Delbonis, Juan martin del Potro and coach coach Daniel Orsanic celebrate with the trophy after winning the Davis Cup World Group final between Croatia and Argentina on November 27, 2016 at the Arena hall in Zagreb.  / AFP PHOTO / -

 

ZAGREB, Croacia.- El tenis argentino vive el momento cumbre de toda su historia. El más importante. Ganar la Copa Davis ya no se traduce en un sueño inalcanzable ni en un puñado de frustraciones difíciles de superar. Ganar la Copa Davis es ahora una realidad tan palpable que estremece. El equipo conducido por Daniel Orsanic destruyó todos los mitos y consiguió un título mundial de tenis que será cada día más valorado.

Juan Martín Del Potro y Federico Delbonis fueron los héroes que llevaron adelante la remontada contra un equipo croata que se hizo muy fuerte en el imponente Zagreb Arena. Tras el 1-2 transitorio, el tandilense debía salir a vencer al líder local Marin Cilic para mantener con vida las ilusiones argentinas. Y lo hizo nada menos que remontando un 0-2 en sets e imponiéndose por 6-7 (4-7), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3.

El nivel que exhibió el 6° del mundo desde el arranque hacía pensar que un triunfo de Del Potro se asemejara prácticamente a una quimera. El croata encendió la máquina de disparar misiles y se colocó 3-0 en un abrir y cerrar de ojos. El argentino intentó buscar profundidad y la encontró gracias al slice, que molestaba bastante al revés de Cilic.

Así, en el famoso séptimo game, llegó el quiebre de Del Potro, que consiguió estirar la paridad hasta el tie break. Pero Cilic se puso 5-0 rapidamente para después redondear una definición sensacional: 7-4.

El recital del croata no se acabó en ese momento. Lejos de quedar satisfecho, generó un break point de movida que Del Potro salvó muy bien en la red. Pero el quiebre de Cilic llegó cuando el tandilense sirvió 2-2 y ensayó dos dobles faltas. La mejor versión del campeón del US Open 2014 pasó literalmente por arriba a un Del Potro sin respuestas y selló el segundo set por un abultado 6-2.

En el inicio Del Potro intentó presionar con su drive y tuvo dos puntos de quiebre cuando su rival sacaba 0-1. Pero Cilic no levantó el pie del acelerador y conectó 3 aces y un winner para salir del aprieto. Y a partir de ahí comenzó a utilizar el revés paralelo para desbordar a un “Delpo” que se invertía en busca de soluciones con su drive.

Si el croata no bajaba su nivel sería imposible para el argentino encontrar espacios, ya que necesitaba que su rival le regalara un par de oportunidades. Esas chances llegaron cuando Cilic debió llevar la mochila de servir 5-6 y de pronto se vio ante un sorpresivo 0-40. El tandilense quebró en el tercer break point y la hinchada albiceleste explotó junto con él. El partido comenzaba a vivir un cambio de mando, con Del Potro más metido en la cancha y plantado un poco mejor sobre la base para repartir sus proyectiles.

Tennis - Croatia v Argentina - Davis Cup Final - Arena Zagreb, Croatia - 27/11/16 Argentina's Juan Martin del Potro reacts after winning against Croatia's Marin Cilic.     REUTERS/Antonio Bronic

En el 1-1 del cuarto set salvó una chance de break con un tremendo saque ganador y se encontró con dos oportunidades en el 1-2. Pero cometió dos errores y vio pasar dos aces de su rival.

Del Potro festejó con un insulto tras ganar un punto en un instante decisivo del set y recibió una advertencia. Pero no se prendió y siguió con el plan de machacar a un Cilic que ya no parecía tan invencible. Cuando el croata sirvió 4-5, “ La Torre de Tandil” hizo los ajustes necesarios y llevó el partido a un quinto set.

Ya en el definitivo, se mantuvo la tendencia: palos de Juan Martín desde la línea de fondo que empezaban a lastimar más que nunca a Cilic, que sostenía su servicio a base de efectividad. Hasta que Del Potro quebró en el octavo juego y el estadio comenzaba a sentir que el peso de la balanza cambiaba de lado.

Del Potro levantó por primera vez en su carrera una desventaja de dos sets tras 14 derrotas en esa situación y superó a Cilic por 6-7 (4), 2-6, 7-5, 6-4 y 6-3. La clave estuvo en soportar los momentos de vuelo de su rival, que cerró el partido con 34 aces y finalmente perdió. Tras la victoria el tandilense mostró que se lesionó un dedo de la mano izquierda: “Fue cuando paré un saque de Cilic. El médico me dijo que tengo una fisura pero no me preocupa porque fue el último partido de la temporada”.

Clase magistral de Delbonis

Se avecinaba un choque histórico para el tenis argentino, que alcanzaba el quinto punto de una final de Copa Davis por segunda vez tras el que perdió José Acasuso ante Marat Safin en el Olímpico de Moscú en 2006.

Federico Delbonis, el jugador que había llegado a Zagreb como la última alternativa, fue el encargado de tomar “el fierro caliente” y luchar mano a mano ante el gigante Ivo Karlovic por la Ensaladera de Plata. No sólo estuvo a la altura, sino que dejó una clase magistral de tenis contra un hombre de 37 años que conserva en su servicio un arma letal.

El tenista de Azul presentó una enorme devolución para neutralizar al croata de 2,11 metros y no dejó ver ni un atisbo de duda durante todo el partido. Karlovic se vio totalmente desbordado en un partido que no esperaba jugar ya que su compañero Cilic tenía encaminada la victoria contra Del Potro.

El triunfo más importante de la historia del tenis argentino fue de Fede Delbonis por 6-3, 6-4 y 6-2 tras una verdadera exhibición de tenis bajo presión. Todo un país esperaba la victoria y el zurdo respondió con creces.

delbonis

“Este trofeo es de todo el tenis argentino”, disparó el capitán Daniel Orsanic tras los festejos en plena cancha del estadio Arena Zagreb, repleto de argentinos y ya sin los hinchas croatas que se hicieron sentir durante todo el fin de semana.

Argentina se convirtió en el segundo país que gana la Copa Davis en el Grupo Mundial tras disputar una campaña completa en condición de visitante (Francia en 2001) y en el tercero que consigue el título mundial después de llegar al domingo 1-2 abajo, aunque el equipo albiceleste es el único que registra además una remontada con un 0-2 en el cuarto punto de la serie.

“Ganar la Copa Davis es lo mejor de mi carrera. Me cuesta todavía entender lo que nos pasa. Por el esfuerzo y por lo que costó ganarla, esta Copa es muy especial”, se emocionó Del Potro. No es para menos. Tanto él como sus compañeros ahora saben muy bien lo que se siente al tocar el cielo con las manos…

Autor entrada: Vito Amalfitano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *